Luz roja para la rítmica nacional


 La capital rusa de Moscú despidió el domingo el 30° Campeonato del Mundo de Gimnasia Rítmica. Durante una semana, la ciudad de la Plaza Roja disfrutó de las delicias de 134 gimnastas representantes de 38 países.

La delegación argentina, conformada por Ayelén Páez Pieri (Polideportivo Cerutti, de Córdoba), Darya Shara (Italiano, de Buenos Aires) y Milagros Carrasco (River Plate), quedó lejos de cristalizar la ilusión de pertenecer a la elite de esta disciplina.

La cordobesa Páez Pieri fue 118° en cuerda, 100° en aro, 111° en pelota y 78° en cinta, mientras que Shara ocupó los puestos 107°, 102°, 90° y 57° y Carrasco 104°, 119°, 93° y 77°.

Cuando una gimnasta argentina sale a competir al exterior, suele enfrentarse a rivales que tienen cubiertas todas sus necesidades materiales de existencia. Deportistas con altos grados de exigencia, pero que están respaldadas por federaciones hasta en las más pequeñas sutilezas. Federaciones que demandan, pero que al mismo tiempo solventan, soportan, le dan identidad a sus atletas.

Los resultados, además de espejar la ausencia de una política estatal que apoye a la gimnasia en Argentina, reflejan las irregularidades de un deporte que en su planificación y profesionalismo interno camina para atrás.

Desde hace tiempo, Argentina sostiene el trabajo de entrenadoras foráneas que cuestionaron las generaciones anteriores y el quehacer de nuestras profesionales. Sin embargo, hoy, al salir al ruedo, en vez de superar viejos registros, muestran opacos destellos de una rítmica desteñida que desmerece la imagen nacional y la apuesta generosa de algunos dirigentes que apoyaron con vehemencia gestiones de escasa productividad.

Shara en la clasificación en el Mundial de Moscú


Páez Pieri en la clasificación del Mundial de Moscú


Foto: La rusa daria Dimitrieva: oro por equipos, oro en cinta y plata en pelota. // RSG.net

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Seguí con muchísimo interés el Mundial de Moscú... y el domingo pude ver con muchísimo dolor lo que hoy has publicado, Ana... Cada vez estamos más lejos. Entonces uno se pregunta a dónde fue a parar todo el esfuerzo realizado durante tántos años. El enorme sacrificio. Esta realidad de hoy tiene que ponerse sobre el tapete, desmenuzarse y claramente decidir el rumbo a seguir. Hay un nombre y apellido que tiene que desaparecer de la rítmica argentina y todos saben muy bien cuál es. A partir del momento en que esa persona desaparezca de nuestra realidad, se podrá barajar y dar de nuevo y reencauzar la senda que no se debió dejar. Tenemos profesionales perfectamente capacitadas como para volver a tener el enorme semillero que una vez tuvimos y que ese personaje nefasto ayudó a desaprovechar. Ojalá se decida de una vez y cuanto antes hacer la autocrítica necesaria en bien de lo que aún tenemos y de los sueños de las gimnastas que dejan la piel en la pedana. Tenemos Guadalajara encima. Y por favor... saquen a ese personaje siniestro de la rítmica.

Anónimo dijo...

Olvidé firmar el comentario. Liliana Guzmán. Villa Allende.

Anónimo dijo...

No pude ver nada del mundial, pero imagino lo que hubiera visto, y hubiera recordado otras epocas seguramente.Coincido con las opiniones vertidas anteriormente por Liliana, el gasto y presupuesto nacional es escaso , tardio y a destiempo, lo que hace mas dificil planificar, invertir, espectar, si a eso se le suma la gente que tira para abajo o para atras, NEFASTA y que ocaciona aun mas gastos al presupuesto, ni hablemos. Es un deporte dificl,es un ambito dificil, la politica deportiva nacional desaparecio hace rato ( no solo en la ritmica) y para quienes estuvimos en otra parte de la historia, vemos con "dolor" de alguna manera y como dijo Liliana, cada vez mas lejos acercarnos a un nivel elite. Muy bueno tu analisis Anahi, vislumbro una profesional en la comunicacion social deportiva tan integra como lo fusite como deportista. Silvina Marquez, la Profe.

Guadalupe dijo...

Sinceramente, sin ánimos de polemizar ni generar conventillos, me parece Anahí que el último párrafo de tu nota está impregnado de una visión sesgada y desagradecida de alguien que fue formada por esa misma gente a la que critica.
Sin contar que, sin desmerecer a nadie, Ayelén es entrenada por profesoras argentinas, y lejos estuvo de obtener mejores resultados.
Estamos de acuerdo que la situación no es buena, y que los dirigentes son sumamente responsables, pero deslindarse de las responsabilidades, acusando a alguien que entregó y entrega su vida por el deporte, es una falta de respeto. Entrenadora que elevó a la rítmica argentina en calidad, alcanzando ese goce estético que tanto placer buscamos generar, y que nada tiene que ver con una acumulación de ejercicios.
Lo que sin duda no le hace nada bien al deporte es la patética rivalidad que existe entre entrenadores, clubes y federaciones, en lugar de preocuparse por cooperar y pelear todos juntos por algo mejor.
Lo digo como ex-gimnasta, que lo sufrió desde adentro y lo lamenta desde afuera.
Saludos. Guadalupe.

Florencia dijo...

Estimada Anahí: disculpame,soy una fan de este deporte, y veo que olvidaste dar a conocer la siguiente información acerca del Torneo de gimnasia rítmica Mundial 30 de Moscú:
participando 148 gimnastas en competencia individual,las tres gimnastas argentinas en la clasificación general por los cuatro aparatos, ocuparon estos puestos:Shara Darya -85-;Carrasco Pini -95-;Paez Pieri Ayelen -98-.Te agradezco todo lo que haces,y te pido ampliar más las novedades sobre la gimnasia ritmica de nuestro país y todo el mundo, es muy importante para entusiasmar a nuestra juventud. Muchas gracias!!!

Anónimo dijo...

Querida Anahí,
Me gustaría que aclares lo de ¨foráneas¨ya que las palabras necesitan ser detalladas para ser direstas en el mensaje y no tirar piedras y nada más... por que también entiendo que tu formación profesional ha sido nutrido de manera constanste, en toda tu carrera, por foráneos de aquí y de allá, asi que si me lo aclaras podré entender mejor a que te refieres en esta oportunidad.

alicia

Florencia dijo...

Anahí:sigo con interés desde hace muchos años las competencias de este deporte.Deseo contestarle a Liliana algo sobre su comentario, en tu blog :la Argentina después del año 2007 y hasta el Mundial 30 de Moscú fue mejorando sus resultados en la gimnasia rítmica.No estamos más lejos. En el último mundial que participó Argentina ( año 2007)en Patras- Grecia,donde compitió únicamente Anahí, con un solo aparato, no entiendo porqué uno solo, ella clasificó en el puesto 108, entre 117 gimnastas,en la disciplina de soga. A mi como a todos los lectores de estas crónicas deportivas nos interesa concretamente saber la verdad y los datos reales. Saludos, Florencia.

Anónimo dijo...

Ana, me perece que no hay que desmerecer el trabajo de las gimnastas que viajaron al mundial, como así tampoco de sus entrenadores. Las gimnastas dejaron todo en la alfombra y se esfuerzan día a día por superarse. Seguramente habrá que mejorar y pulir ciertas cosas pero tampoco hay que tirar abajo todo lo que han ganado.
En lo personal, con respecto al último párrafo, tuve la oportunidad de formarme como gimnasta y persona al lado de una “entrenadora foránea” y no coincido con tu discurso.
A lo largo de mi carrera, pude participar y observar los entrenamientos de muchas otras entrenadoras y estoy convencida que dentro de la técnica, la calidad expresiva y el disciplinamiento es una de las mejores del país. Creo que no se puede desacreditar de esa manera el trabajo de alguien que da su vida en este deporte y que logró avances enormes para Argentina.

Finalmente, quiero felicitar a las gimnastas, entrenadoras y jueces que nos representaron en el mundial!! Sus esfuerzos no son en vano, sigan luchando por hacer de este deporte algo admirable a pesar de tantas dificultades!
Soli

Anahí Sosa dijo...

Nadie desmerece el trabajo de nuestras gimnastas. El foco del conflicto está en la política estatal que brilla por su ausencia desde hace mucho tiempo. No nos mintamos, hay algo que no funciona. Darya, Ayelén, Milagros, Evelyn Mast, Diana Vázquez, Florencia Aracama, Ina Conti, Nicole Martinez, Camila Giorgi, entre otras, son excelentes gimnastas, grandiosas deportistas, pero que, si no tienen el sustento de un plan estatal que banque sus carreras en todo sentido (médico, viajes, infraestructura, psicólogos, indumentaria), no podrán significar los objetivos que seguramente tienen y todos tenemos para con ellas.
No intento desmerecer el laburo de entrenadoras foraneas, como muchas veces, ellas, suelen hacer con nuestras grandes entrenadoras como Silvina Márquez, Zarina Antoniccelli, María del Cármen Bonamino... Pero los años pasan y los tiempos caducan. Aca necesitamos un CAMBIO urgente. Hace diez años, mientras México y Venezuela finalizaban abajo nuestro en los resultados, la peleabamos al nivel de Brasil, Estados Unidos y canadá. No hay que ocultar el problema. Estamos mal, vamos peor y las gimnastas son las víctimas de todo esto, las que sufren las consecuencias. Para cambiar una representación social se necesitan, como mínimo, diez años. Entonces, miremos hacia adelante y apostemos a un nuevo proceso que nos lleve a recuperar la excelencia que teníamos y a construir nuevas bases para conseguir superarla.
Por último, con respecto a mi forma de escribir, a los términos que utilizo, a como digo, a lo que dejo de decir, es subjetivo. Puede gustarles o no y está en ustedes leerme, o no. Yo leo Página 12, (mi diario de cabecera) y lo elijo por sobre otros como La Nación, porque me gusta su pluma. Me gusta Verbisky, Russo, Barone, JP Feinmann, Paenza, Zaiat, Bayer. Y no me gusta Leuco, Grondona, Pose, pero no les pido que cambien su manera de hacer periodismo, simplemente, elijo no seguirlos. Por suerte existe la libertad de prensa. Sólo eso. Gracias por comentar y me gusta cuando hay debates de opiniones en buenos terminos. Es que creo que en la diversidad, siempre está la unidad.

Anónimo dijo...

Querida Ani: soy tu mamá.
Me acabo de llevar flor de sorpresa al leer tu nota y los 9 comentarios. Como haber entrado en el túnel del tiempo.
Aprovecho este espacio para saludarte a vos y a esta comunidad tan compleja llamada: rítmica.
La vivimos y la padecimos.
Contra vientos y mareas se lograron cosas.
Dice algún historiador que las sociedades crecen en espiral.
Quizás estemos ahora, caminando para atrás, será cuestión de esperar que el círculo hacia delante retorne grande y generoso.
La palabra crisis en chino significa caos pero también oportunidad.
Sería interesante que en el proceso de madurar existiese antes que nada, la autocrítica de cada uno de los integrantes que conforman los equipos de todos los clubes de rítmica del país.
En la generosidad del reconocimiento del otro como alguien que me completa, está el futuro.
Si seguimos en la mezquindad de restar, vamos por mal camino.
No creo que sea subjetivo decir que Maradona no logró los objetivos como entrenador de la Selección Nacional.
Se supone que publicar que, en el mundial de rítmica, Argentina no alcanzó los objetivos, no expresa opinión ni subjetividad, solo una triste realidad.
Que cada quién, se haga cargo, en su exacta medida.
Un abrazo enorme.

Guadalupe dijo...

En ánimos de un grato intercambio de ideas, que celebro, quería responder una vez más.
Ana, te leemos porque casi nadie en este país le dedica espacio a este deporte que tanto amamos, y está buenísimo que lo hagas. Obvio que tenés derecho a decir lo que quieras y escribir lo que te parezca, pero las cosas claras, es subjetivo. Vos misma lo dijiste.
Decir que en los resultados a Argentina le fue mal, es objetivo. Decir que no hay política estatal de soporte, es más que obvio. Pero echarle la culpa a estas entrenadoras foráneas que mecionás, tan despectivamente que me hiere cada vez que lo leo, es subjetivo. Está en vos creer que ese es el único problema, para mi no lo es. Y que tengan actitudes que no comparto es una cosa, pero responder del mismo modo, "ojo por ojo", no me parece una opción feliz para nuestro deporte.
Las cosas no avanzan ni en Buenos Aires, ni en Córdoba, ni en ningún otro punto del país del modo que quisiéramos. Esto involucra a todas las entrenadoras, los clubes, las federaciones, y un principal responsable que es el abandono del estado. Ana vos tuviste la suerte de que en algún momento de la historia el apoyo de la secretaría fue un poquito mejor. Pudiste viajar a muchos torneos y pasar meses de pretemporada en Europa entrenando al lado de las mejores del mundo. Hoy en día, tristemente, ya no es así. Pareciera estar mejorando...la creación del ENARD puede ser una pequeña luz en la oscuridad, pero es difícil.
Vuelvo a lo que dije antes, es fundamental que al menos desde adentro todos tiremos para el mismo lado. Todos tienen una cuota de responsabilidad en esto, cada uno que se haga cargo en su exacta medida, como dijo tu mamá. Pero que no se ponga la responsabilidad afuera, porque es la mejor forma de retroceder en lugar de avanzar. Dice un triste dicho que "errar es humano, pero echarle la culpa a otro es más humano".
Yo voto por revertirlo.
Y de nuevo, celebro el espacio de intercambio de opiniones.
Saludos.

Anónimo dijo...

"Entonces, miremos hacia adelante y apostemos a un nuevo proceso que nos lleve a recuperar la excelencia que teníamos y a construir nuevas bases para conseguir superarla. " Una de las personas que comentó dejó muy en evidencia que las chicas están quedando posicionadas en mundiales igual o mejor que vos, en otras ocasiones. llamar a tu gimnasia excelencia me parece muy soberbio. y no contestaste a eso que se te dijo. Además, he visto fotos tuyas entrenandote con Galina... por lo que comparto que lo que decís es muy desagradecido de tu parte. Por lo demás, tenés toda la razón del mundo. Sin políticas estatales que apoyen al deporte no vamos a ningún lado. Pero estas chicas están trabajando, no hables desde el resentimiento de que son más jóvenes que vos y tienen posibilidades de superarte. Fuiste y serás una parte hermosa de la historia del deporte en este país, diría que el inicio. Pero también hay que mirar para adelante. Apoyémoslas. Sofia Calderón